Historia

La trágica muerte de una joven pariente de Beatriz Kopp de Gómez marcó su vida para siempre. Años después ella leyó en el periódico The New York Times un texto publicado por la organización “Concern for Dying”, el cual presentaba testimonios reales de pacientes que habían firmado un documento que les garantizaba acceder a un buen morir y sus familias contaban cómo ello había sido de gran ayuda, en contraste con los casos en los que no existió dicho documento, en los cuales no se pudo hablar de una muerte digna.

La Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente fue creada el 1 de agosto de 1979 bajo el nombre Fundación Solidaridad Humanitaria, por la filántropa Beatriz Kopp de Gómez y un grupo de médicos y abogados, con el objetivo de dar a conocer la posibilidad de expresar mediante un documento la voluntad de una muerte digna cuando una enfermedad o accidente haga imposible un buen vivir.

En el año 1983 la Fundación cambió su nombre por el actual. Gracias al trabajo realizado y a su trayectoria, se ha ganado el respeto de las instituciones médicas del país y se ha consolidado como un referente en la región, al ser la única Fundación de América del Sur que aborda esta temática.

Actualmente, médicos/as, enfermeros/as, abogados/as, sacerdotes y psicólogos/as hacen parte de los colaboradores de la Fundación, de tal manera que se promueven espacios interdisciplinarios en los que los pacientes y sus familias pueden obtener más información sobre el derecho a morir dignamente.


Beatriz Kopp de Gómez