La vida de la leyenda del automovilismo Michael Schumacher cambió el 29 de diciembre de 2013. El siete veces campeón de la Fórmula Uno sufrió un grave accidente mientras esquiaba en los Alpes franceses junto a su familia.  Desde entonces, el hermetismo sobre su salud es una constante. “Somos conscientes de que, para algunos, es difícil de entender, pero actuamos así de completo acuerdo con la opinión al respecto de Michael y agradecemos su comprensión”, advirtió en su momento Sabine Kehm, mánager del expiloto alemán.

Esa impermeabilidad que se tiene respecto a la salud de Schumacher, quien despertó del coma en 2014 y se encuentra en Lausana (Suiza), no le gusta a quien fue su representante durante la época durada en la escudería Ferrari. “Me parece muy desafortunado que los fanáticos de Michael no sepan nada sobre su estado de salud. ¿Por qué no se les dice la verdad?”, manifestó diario Alemán TZ Willi Weber, quien en enero ya había dicho: “He peleado mucho tiempo porque la familia de Schumacher no está contando la verdad”.

Michael Schumacher tiene 48 años de edad. Ganó el campeonato mundial de automovilismo en los años 1994, 1995, y entre 2000 y 2004. Supera en el palmarés al argentino Juan Manuel Fangio, quien tiene cinco títulos. El legado del alemán en el deporte es imborrable. Tiempo después de montarse a los cuatro años en un kart, rompió la historia dominando los asfaltos con sus maniobras, su velocidad y su inteligencia. Hoy en día es un misterio su estado de salud, pero no las gestas conseguidas con el volante en sus manos.

Tomado de El Espectador