El Ministerio de Salud y Protección Social recientemente ha emitido la Resolución 2665 de 2018 por medio de la cual se reglamenta parcialmente la ley 1733 de 2014 en cuanto al Derecho a suscribir el documento de voluntad anticipada. La Fundación Derecho a Morir Dignamente considera importante como parte de su labor social de protección del derecho a morir dignamente resaltar los siguientes aspectos:

  1. Los documentos de voluntad anticipada son instrumentos de garantía al derecho que tienen las personas de tomar decisiones autónomas en el ámbito del cuidado de salud, en el caso de no encontrarse en condiciones de hacerlo por inhabilidad legal, inconsciencia o condición clínica.
  2. Las voluntades anticipadas funcionan como un consentimiento informado, incluso se habla que son consentimientos informados proyectados en el tiempo. Por lo tanto, requieren para ser formulados que la persona que lo suscribe cuente con la información completa sobre las posibles decisiones que puede tomar en el ámbito del cuidado de su salud, especialmente al final de su vida, las consecuencias de su declaración y el impacto de estas en su cuidado.
  3. El contenido del documento independientemente del medio en el cual se suscriba debe ser el planteado por el Artículo 4 de la Resolución 2665 de 2018. Por tanto debe contener: “Ciudad y fecha de expedición, Nombres apellidos y documento de identificación de la persona que desea manifestar su voluntad anticipada, indicación concreta y especifica que se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, libre de toda coacción y que conoce y está informado de las implicaciones de su declaración, manifestación específica, clara , expresa e inequívoca respecto a sus preferencias en relación al cuidado futuro de su salud e integridad física, así como indicaciones concretas de su cuidado y preferencias al final de la vida, que considere relevantes en el marco de sus valores personales, su entorno cultural, sus creencias religiosas o su ideología”. En los casos de voluntad de donación para trasplante, la educación o la investigación la manifestación debe constar expresamente. En caso de existir oposición a la presunción de donación se debe cumplir con los requisitos reglamentados por la Ley 1805 de 2016 de donación
  4. El uso de medios digitales (videos o grabaciones) son alternativas igualmente válidas para exteriorizar las decisiones de una persona, siempre y cuando tengan todos los elementos considerados por la reglamentación. Estos medios generalmente se consideran cuando las personas no pueden suscribir el documento por escrito, y su formalización deberá cumplir con lo estipulado en la reglamentación.
  5. La formalización de estos documentos en notaria se hace si el paciente lo desea así, sin embargo tal como lo plantea la resolución no es exigible para que la voluntad anticipada sea válida. Se reconoce la validez de otras  alternativas como son las voluntades que se hacen frente a testigos o al médico tratante, las cuales buscan preservar la confidencialidad de la expresión.
  6. La publicación en redes sociales de la existencia del documento es diferente a la suscripción del documento con todas sus características formales.
  7. La publicación en redes sociales del documento que cumple todas las características, podría reducir la validez de este, sobre todo en el caso que se realice modificación o sustitución del contenido, o se haya cambiado de opinión. Si se decide optar por esta medio se deben saber las dificultades que implica.
  8. Los documentos de voluntad anticipada tienen distintas utilidades en el ámbito del cuidado de la salud:
    • Rechazar o dar autorización para el uso de medios, tratamiento o procedimientos médicos durante el cuidado al final de la vida.
    • Expresar una preferencia sobre el tipo de cuidados al final de la vida, eligiendo dentro de las alternativas del derecho a morir con dignidad según su marco de valores entre cuidados paliativos o eutanasia.
    • Describir sus preferencias sobre el acompañamiento espiritual de preferirlo o no, sobre el sitio donde desea fallecer y los ritos que quisiera se dieran posteriormente entre otros.
    • Defender al paciente como eje de la toma de decisiones al final de la vida
    • Expresar decisiones sobre la participación en investigación, y el uso de sus datos personales.

Estos documentos pueden ser revocados en cualquier momento por la persona que las suscribe, siempre que se encuentre en capacidad mental para hacerlo.

  1. La modificación o sustitución de los contenidos, debe cumplir con la formalización indicada por la Resolución.
  2. La Resolución 2665 de 2018 reconoce las distintas dimensiones del derecho a morir dignamente y no lo reduce exclusivamente a la decisión de muerte anticipada.